enviar correo electrónico buzon@periodicoelsur.com Inicio   |   Regionales   |   Deportes   |   Sociales   |   Especiales   |   Oportunidades  |   Fotogalerías   
Página de Inicio del Periódico/Semanario El Sur de Cd. Guzmán
  Ciudad Guzmán, Jalisco, México,
Especiales
Columna Invitada
¿Y el derecho a la salud?
Redacción Informativo del Sur de Jalisco
buzon@periodicoelsur.com

Miércoles 8 de Noviembre del 2017
Imprimir Nota
Mtro. Luis Octavio Cotero Bernal locb15@hotmail.com Amigo lector, se ha visto no de poco tiempo para acá, sino desde hace años, cómo es que vive el usuario del Seguro Social la atención médica, desde la calidad hasta las condiciones en las que se presta el servicio, no obstante que el derecho a la salud desde que el siervo de la Nación proyectó lo que aún siguen siendo los Sentimientos de la Nación, después de casi doscientos años de haber quedado inscritos en ese documento en la Constitución de Apatzingán y en las sucesivas constituciones, aun no se cumple. La semana pasada, me realizaba otra pregunta en esta misma columna ¿y la sociedad?, en aquella ocasión me referí a la pasividad o a la precaria acción de la sociedad para el estado de cosas del que nos dolemos todos los días, en todos los estratos y respecto de todos los servicios públicos que le reprochamos al estado y hoy en particular me quiero referir a este tema por ser un derecho sacramental, el derecho a la salud. Es lamentable en principio que los profesionales de la medicina, quienes corren el riesgo permanente del reclamo legal, respecto a la responsabilidad médica en que incurren, al prestar sus servicios al paciente que acude a cualquiera de las instituciones públicas como lo son las del Seguro Social, donde hay escasez de instrumentos médicos, de medicamentos, de personal, de camas de hospital, de los insumos sanitarios para que los centros hospitalarios puedan reducir ya no eliminar, lo que es una constante de contagio como lo son las bacterias que por ahí pululan, aunque médicos, enfermeros, camilleros y afanadores lo callen. Importante es además expresar, que hasta los mismos patrones padecen la ausencia y ausentismo de sus trabajadores y que si bien es cierto se escucha decir por todas partes que muchos derecho-habientes no acuden especialmente a estas instituciones del Instituto Mexicano del Seguro Social, porque son sabedores de que solamente se les entregarán recetas de paliativos que no resuelven sus padecimientos y que no tienen más alternativa que el de ir a buscar únicamente su incapacidad para que se les cubran los salarios que les generan tales incapacidades y con ello además, evitar el ser despedidos justificadamente por un supuesto abandono del empleo. Tal vez los padecimientos menores puedan ser soportables y si no lo son, no le queda alternativa a aquel trabajador, pero ¡ay de aquel que tiene un padecimiento grave! y que no tiene otra posibilidad de atención médica, pues tendrá que sufrir la escasez o mejor dicho, la falta de una atención médica oportuna y adecuada, a tal grado que se han dado casos de alumbramiento en la sala de espera, pero que lo más grave lo representa aquellos decesos que también se presentan en las salas de espera de urgencias, sin que dichos usuarios alcanzaran a ser atendidos y ya no digamos a quienes padecen problemas serios de salud, pues tendrán que acogerse a la miseria medicinal con la que cuenta esa institución y que hay que decirlo también, los médicos con el mayor sentido de humanidad, hacen uso de su instrumental para cirugías y demás tratamientos, dada la misma escasez de equipo al interior de estas instituciones, pero lo más cruel lo enfrentan los familiares de aquellos pacientes graves, pues son a quienes les toca verlos fallecer irremediablemente, por la falta de atención oportuna, de un espacio salubre para su estadía, de un medicamento de calidad y en cantidad suficiente, que en conjunto permitan mitigar el dolor que inhumanamente sufren al encontrarse al interior de esos centros hospitalarios, los cuales se han dejado decaer injustificadamente, pues me parece que el derecho a la salud debe ser prioritario, así como el derecho a la libertad. Es urgente que las comisiones de derechos humanos, nacionales y estatales, enfrenten esta dramática situación en el tema de la salud y si es por falta de recursos económicos, de ser necesario, se cierren esas comisiones y los recursos que se destinan a ellas, se destinen a la salud pública, ya que hay muchas organizaciones no gubernamentales, las cuales me parece que muy bien pueden cubrir ese servicio que las del estado prestan a los mexicanos.
Más Noticias de Especiales  »
Otras Noticias »
Especiales »
» Relatos de ficción
“Idea tenebrosa”
21 de Noviembre de 2017
» Colaboración
Datos y datas de interés
21 de Noviembre de 2017
» Columna Invitada
¿Y el derecho a la salud?
8 de Noviembre de 2017
»  Relatos de ficción
“Su origen diabólico”
7 de Noviembre de 2017
»  Colaboración
Datos y datas de interés
7 de Noviembre de 2017
Acerca del Semanario El SUR | Directorio | Contáctenos |Aviso legal | ©2005-2011 Todos los Derechos Reservados.
Ciudad Guzmán, municipio de Zapotlán El Grande, Jalisco, México. Dudas y comentarios: buzon@periodicoelsur.com
Las marcas comerciales, nombres comerciales, nombres de productos y logotipos de terceros incluidos en este sitio web pueden ser marcas comerciales o marcas comerciales registradas de sus respectivos propietarios.
Resolución mínima de 800x600 píxeles. ¡Actualizar Navegador/Browser! Esta página se visualiza mejor en:
Internet Explorer 6+(6+) ' Netscape 8+(8+) 'Opera(8+) ' Mozilla ' FireFox ' Flash